jueves, 24 de diciembre de 2009

Un papel de colores alegres y sorpresas en el interior.

Prestad atención:
Un gran calcetín de color
preparo con gran ilusión.
¿Ah sí?, ¿es que dentro hay un pie?
Déjame, quiero ver, y quizá esté podrido, ¡que bien!
Oh, me explicare,
Aquí no hay un pie sino dulces,
O a veces juguetes también.
¿Juguetes?, ¡morderán, quemarán, o quizá explotarán,
o saldrán de repente y nos asustarán!
¡Que fantástica idea es la Navidad!


Tengo claro que para cada persona la Navidad tiene un significado distinto. Personalmente no sigo con devoción religiosa esta fiesta, aunque respeto por completo los valores o creencias de cualquier persona mientras no hagan daño a nadie.

Yo esta época me la tomo más cómo un momento para celebrar el final del año, digamos. Unos días para repasar lo que he hecho y pensar en lo que me gustaría hacer. Aunque la Navidad esté cargada de costumbres que impregnan los hogares de muchas personas, sólo es una manera de adornar y envolver todo este momento de reflexión.

Desde Que nada nos una os deseo unas felices, comunicativas, empáticas, familiares, descansadas, reflexivas, unidas, sabias, justas, amistosas, tiernas, sinceras, respetuosas, cálidas, atentas y sanas fiestas.

5 comentarios:

JB dijo...

Qué felicitación más completa, la tuya :)

Que vayan muy bien estos días de reflexión, pues ;)

Anna dijo...

Me uno a esta estupenda felicitación :)

Besos!!

Nebulina dijo...

Oye, me ha gustado sí :)
Un besazo, y feliz Navidad!!

carmncitta dijo...

Qué vayan muy bien estos días jaja

Ulukai dijo...

Precioso...Feliz 2010!